Hacerte más visible cuando transitas en tu motocicleta te ayuda a disminuir los riesgos en la vía.

Hazte notar


Por ser vehículos pequeños, las motocicletas son menos visibles cuando transitan por la vía. Por esto, es importante que el motociclista tome medidas para hacerse más visible frente a los demás actores de la vía.

 

 

Numerosos estudios apuntan a que conducir con la farola encendida, incluso de día, es una forma efectiva de aumentar la visibilidad y disminuir riesgos en la vía. En condiciones de mucha luminosidad, las pupilas se contraen para evitar daños en los ojos, así que cuando un vehículo lleva la luz encendida, es más visible porque se destaca por encima del entorno. El uso de prendas reflectivas, tanto de día como de noche, es de gran ayuda también para destacar al motociclista en la vía ante los demás conductores.

 

 

Al circular por la vía es necesario también tener en cuenta los puntos ciegos de los otros vehículos. Esto le permite al motociclista un mejor manejo defensivo, ya que puede mantener su moto en la zona de visibilidad de los otros conductores y evitar accidentes en forma efectiva.

 

 

Cabe resaltar también la importancia de circular por el centro del carril a una distancia prudente de otros vehículos, ya que esto disminuye la posibilidad de entrar en los puntos ciegos de los demás, y también le da al motociclista un margen de espacio más amplio para maniobrar en caso de algún imprevisto.

 

 

Seguir estos consejos y adoptar un manejo preventivo le permiten al piloto evitar accidentes, disfrutar al máximo de su motocicleta y ser un motociclista ejemplar.

COMPARTIR